BLOG

GIN: UN FUTURO POR ESCRIBIR

Resulta irónico saber que, cuando muchos españoles parecen jactarse de lo mucho que conocen sobre la gin, marcas, botánicos… esto no ha hecho más que empezar. Desde la revolución en técnicas de elaboración de gin como Bombay Sapphire o Beefeater, poco se ha avanzado. Sin embargo, es en los últimos diez años cuando hemos conocido –o al menos sus técnicos han querido desvelar-  las técnicas diferenciadoras de Hendricks, Tanqueray Ten o Brockmans, por ejemplo, con su infusión de pepino, té o frutos rojos, o la destilación en frío de Oxley, toda una revolución en vías de desarrollo, e incluso que realizar una destilación (one shot) o tres, en la fase de adquisición de aromas típico de las London Gin, resulta igual.

 

En resumen, la investigación e innovación acaba de dar el pistoletazo de salida. Sin embargo, todavía hay muchos que siguen rebuscando en la historia cuando, en realidad, la verdadera leyenda de calidad se está empezando a escribir ahora, en pleno siglo XXI.

 

Legal o ilegal

El título no tiene trampa. Se trata de una tendencia en alza, es decir, destiladores ilegales que comienza su periplo como elaboradores de gin en sus casas, en el garaje, como el caso de Sacred Gin. El futuro dictará si dan el paso a la legalidad, pero primero toca experimentar y saber si su producto puede funcionar. Estos individuos son gente de oficio, químicos, destiladores de whisky u otras familias alcohólicas, que han decidido emprender su aventura en solitario. El resultado, aunque no tiene tanta notoriedad como las grandes firmas de gin, es deseo de coleccionistas y verdaderos amantes del gin. Se trata de “micro-destilerías”, con poca producción aunque con unas gin verdaderamente personales, cuidadas y llenas de cariño como: Shipsmith, Anno Distillers, The Cambridge, Southwestern, Elemental Cornish, etc.

 

Reflexiones

Queda claro que aún queda mucho por descubrir sobre la gin, incluso ya hay muchos españoles realizando sus primeros ensayos como maestros destiladores. Y eso, en el futuro, traerá recompensas a los consumidores pues estaremos ante verdaderas gin con alquimia y arte. Pero para eso… todavía nos falta rodaje.